Crème brûlée de Chocolate

Un toque diferente...
  • To prep

    2 Hrs35 Mins
  • To cook

    1 Hrs20 Mins
  • Level

    Easy
  • Yields

    17

Ingredients

    Mantequilla de Romero

  • Crumble Base

  • Crème brûlée

Method

  1. Mantequilla de Romero

    15min

    Deshojamos el manojo de romero y lo añadimos a la mantequilla fundida.

  2. Lo dejamos cocinando sin quemarlo unos 15 minutos.

    Obtendremos una vez filtrado una mantequilla con sabor a romero.

    Si queréis mantener la calidad de la mantequilla siempre podéis picar muy fino el romero y añadirlo a la mantequilla a temperatura ambiente.

  3. Crumble Base

    15min

    Cortamos en cubitos la mantequilla y la dejamos en congelador una media hora. Trituramos las avellanas dejando unos 50 gr. en trozos mas gordos y mezclamos con todos los ingrediente secos.

  4. Dentro de la Kitchenaid con la herramienta de hoja añadimos los compuestos secos y mezclamos una vez más, despacio y pieza por pieza vamos añadiendo la mantequilla congelada, subimos la velocidad y esperamos hasta que no podamos ver más mantequilla entera.

    Ponerlo en bandejas bien repartido, recordar que no es una masa bien homogénea, serán trozos de masa, como si se hubiera roto y cocinarla a 180 grados.

    Nosotros dejamos el crumble unos 13 minutos sin dejar de controlarlo, y según los vemos continuamos o paramos la cocción, tiene que estar bien dorado.

    Dejarlo enfriar para que coja textura.

  5. Crème brûlée

    15min

    Preparamos un caramelo mientras calentamos la nata con la leche.

  6. Una vez tengamos el caramelo lo añadimos a la nata/leche con sumo cuidado y muy despacio para que la nata no se salga de la olla, no paramos de moverlo con una varilla recordando que el vapor que el caramelo saque al contacto con la nata será muy caliente y peligroso.

    Dejamos el fogón y le añadimos el chocolate hasta tenerlo completamente fundido y sin dejar de remover añadimos las yemas.

    Dividimos por los 17 vasos aptos para horno y cocinamos a 150 grados por 19 minutos. Cada cocina trabaja con un horno diferente, así que el mejor consejo es cocinar los primeros 3..4 vasos con tiempos diferentes hasta encontrar la textura y cocción que preferís.